martes, 2 de octubre de 2012

Fantasía sexual con mi yerno (gay)

Mi yerno es mayor que mi hija, moreno, algo atlético, pues práctica el futbol y siempre se ha llevado muy bien conmigo, a tal grado que andamos mucho tiempo juntos parrandeando.

La verdad que su figura, siempre me ha llamado la atención y sobre todo porque al ir a jugar futbol y estarse cambiando ropa, lo hace como todos los demás de sus compañeros, con toda naturalidad y me encanta verlo cuando se queda solo con los bóxer y se le nota el pequeño bulto de su verga.

La curiosidad me aumentó cuando en una plática en casa y que todos estábamos tomando cerveza y hablando de cualquier cosa, de repente tomamos la conversación sexual y de cómo eran sus relaciones (de mi hija y el yerno) y mi hija comentó “pues viera papi que este su yerno no es tan rieludo (queriendo decir que no tenía una gran verga o pene) pero se mueve de maravilla” y mi yerno le respondió o mejor dicho la regaño diciéndole “vaya vos, deja de decir nuestras intimidades”.

En otras ocasiones y cuando ya hemos estado bastante pasados de copa, él se pone detrás mío y me abraza y no se si es mi morbo que siento que adrede pone sus manos sobre mis pechos, que como ya saben son bastante pronunciados a tal grado que en más de alguna ocasión que a mi yerno se le han pasado las copas me dice “mi chichuda” y siento cierto morbo de ese hecho.

Pero lo que sucedió hace 3 años, fue la gota que derramo el vaso y es que resulta que era el mes de septiembre y a mí siempre me ha gustado ir a los desfiles del día de la independencia y tomarles fotos a las cachiporristas. Resulta que ese año no fue la excepción y se las tomé y no las bajé de la cámara inmediatamente. Resulta que entre semana y al estar sola (me gusta sentirme mujer), se me ocurrió vestirme con una blusa de mi esposa que me quedaba pegada al cuerpo, unos pantaloncitos calientes super cortísimos que me los puse sobre mi hilo dental negro y unos zapatos de plataforma de mi esposita y comencé a tomarme fotos como de costumbre utilizando el automático de la cámara. Las fotos tomadas tampoco las bajé de la cámara, atenido de que generalmente solo yo usaba dicho aparato.

Pasaron los días y a mí se me fue por alto el bajar todas las fotos tomadas y en uno de esos días en que no estaba mi esposa en la casa, se aparece mi amado yerno y como le hemos dado llave de la casa, entra y me saluda. Lo invito a una cerveza y pregunta por la suegra. Nos sentamos y después de la tercera cerveza agarramos la plática de la celebración del día de la independencia y sin pensarlo le digo “yo como siempre fui y le tome fotos a las chicas” tomo la cámara, la enciendo y me pongo a pasarle las fotos, en ese momento, mi esposa llama por teléfono y él me dice “enseñe, las voy a pasar yo”, se la doy, no recordando en absoluto que ahí están las otras fotos”.

Como me había levantado, al sentarme nuevamente junto a él, me dice enseñándome una de mis fotos “puta suegro, esta cachiporrista es la más rica de todas” y era una de mis fotos con la blusa y el hilo dental negro, tomada de tamaño completo, por lo que también se veían mis zapatos.

Mi primera reacción fue arrebatarle la cámara y decirle “esta tu suegra que está loca y me puso su ropa para fotografiarme” y su contestación me sorprende cuando me dice “tranquilo suegro, no le voy a decir nada a nadie, pero déjeme terminar de verlas”. Comprendí que estaba prácticamente en sus manos y nuevamente al terminar de ver las 4 fotos que estaban en la cámara, me dice “hey suegro, no sea malo, enséñeme las otras que tenga, me he emocionado con estas” y le respondo ya maquinando mi siguiente paso, “está bien pero esto debe de quedar solo entre nosotros, ya sabes que yo te conozco un par de damas y a la que andas cogiendo ahora y te hago un desvergue si se te sale la lengua con mi hija”, ante lo cual él me da una palmadita en la espalda y me dice “nombre, no se preocupe que al rato y también podemos hacer algo entre nosotros”.

Me levanto y agarro mi portátil, la enciendo y me voy a buscar las fotos que anteriormente me he tomado, que se imaginarán que son muchas y de gran variedad. Mi yerno me dice que para mientras, le regale otra cerveza y se pone a ver la computadora. Yo siempre sentado a la par de él me dice “no es broma, pero usted con estas sus poses, ya me puso caliente y su hija me las va a pagar para enfriarme jajajajaja”, yo en una forma decidida y segura le digo “nombre papito, si para que vas a esperar a llegar a la casa si yo te puedo enfriar si lo queres” y lleve mi mano a su verga, que realmente ya estaba parada.

Ya todo descubierto, mi yerno me dijo “no se porque pero ya me imaginaba que a usted se le pasaba el agua” y dicho eso, se desabrocho el pantalón y se saco la verga y me dijo “ojala no venga mi suegra y lo encuentre ordeñándome”. Yo en respuesta, le agarre la verga y me hinque para proceder a mamársela, tenía en mi boca lo que tanto había deseado. Sin ser una gran verga, era apetecible, me la tragaba por completo y saboreaba pasar mi lengua por su morena cabeza, baje a los huevos y me los trague ambos de un solo. Mi yerno gemía y me decía “que rico mama suegro, siga que esta rico”.

Yo seguía mamándole la verga y de repente él me quita la camiseta que andaba puesta y me dice que quiere chuparme mis tetas, que me las ha deseado siempre, pues son casi igual a las de mi hija. Yo se las ofrezco y llega a mi punto débil. El que me chupen las tetitas, me pone a mil y le digo “papi, quiero que me la metas ahora”. Nos vamos a la cama y me pone canto de cama. Me penetra y mi culo ya se encuentra lubricado, deseando que me posea mi amado yerno.

Cuando me está chocando los huevos en mis nalgas me dice “que rico su culo suegro, se siente como el de su hija pero la muy cabra tengo que rogarla para que me lo preste”, yo solo logro responderle “dale, dale, dale que es tuyo y será tuyo siempre que lo quieras sin necesidad de rogarme papi, soy tuya, siempre seré tuya, dale papi, termina adentro de mi culo, quiero sentirme tuya. El ya estaba por irse y en menos de 5 minutos me ha dejado ir un chorro de semen y jadeando me dice “fantástico, de ahora en adelante será mi putita de casa” y me regala una nalgada.

Nos vestimos y nos vamos a la sala y como a la media hora llega mi esposa y el yerno le dice “ya me voy suegrita, haber si venimos el fin de semana si nos invitan” y yo me adelanto a contestarle “ya vas vos con tus cosas, ya sabes que aquí venis a la hora que vos querras y que siempre sos bien recibido o no”.

Desde entonces, mi yerno y yo tenemos una relación muy muy especial y no me molesta compartirlo con mi hija y sus amiguitas y todo gracias a las fotos que había dejado en mi cámara.

Espero les haya gustado esta fantasía.

Con amor

Vanessa Jazmín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada